Que la luz te guíe y seas capaz de atravesar todas tus sombras

 




Tránsito Venus sextil Júpiter Natal

Tránsito Venus sextil Júpiter Natal

Tránsito Venus sextil Júpiter Natal

Con este tránsito tienes una predisposición especial a mostrarte equilibrado y absolutamente encantador frente al mundo y esa actitud precisamente, es la que te permite observar todo lo que te rodea desde el optimismo. No dejas que nada te altere, ni siquiera las circunstancias o personas mas negativas, ya que tienes una confianza total en que todo te sale bien y seguirá siendo asi.

Tu alegría es contagiosa, y tu optimismo también y las personas que te rodean agradecerán tu forma de ser conciliadora y generosa pues la chispa que desprendes les ayuda a salir a ellos de sus propios estados de negatividad, ansiedad, incluso depresión, o en todo caso, a olvidar sus propios problemas o cuando menos, no darles tanta importancia o dramatismo.

Eres una persona verdadera, honesta, con un fuerte sentido de la ética y no te gustará rodearte de personas que vibren más bajo y que sus comportamientos se acerquen a la vulgaridad o la oscenidad, o la grosería y faltas de respeto.

Te gustará disfrutar de los pequeños placeres que te ofrece la vida: una buena comida, buena compañía de personas positivas que te aporten y te sumen, que sean capaces de ofrecer lo mismo que tú ofreces, cuando menos amables y sinceras. Es por eso que te gustará rodearte de personas tradicionales, que respeten las tradiciones y que se muevan en valores de honestidad y sinceridad.

Tienes un talento natural para tratar con la gente y es por eso que las personas que trabajen de frente al publico les irá fantásticamente bien porque podrán entender las necesidades y deseos de la gente y ofrecerles justo lo que necesitan.

Tienes muy pero que muy claro lo que quieres para ti en la vida o al menos ahora lo verás claro y harás los ajustes necesarios para lograrlo y de hecho lo lograrás con relativa facilidad.

Sin embargo, debes evitar dos cosas, la primera es compararte con otras personas, o comparar lo que tu tienes o lo que tú consigues con otras personas que  estén en las mismas circunstancias que tú, eso no será positivo para ti. La segunda es tratar de que tus emociones no te lleven a conductas caprichosas, impulsivas e inquietas, porque ello podría desestabilizar un poco tus relaciones, especialmente con tu pareja si la tienes.

¿Te  ha gustado? Entonces tal vez quieras compartirlo con tus amigos o en redes sociales.

Sígueme en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies