Que la luz te guíe y seas capaz de atravesar todas tus sombras

 




Plutón, un poco de mitología.

Plutón, un poco de mitología.

Plutón, un poco de mitología.

Plutón es en la mitología romana lo que Hades a la griega, es o fue más bien, el Dios del inframundo. Hijo de Saturno (Cronos) dios del tiempo y de Ops (Rhea), diosa de la tierra,  y por ser el más joven de los dioses, le tocó la peor parte en el reparto del mundo con respecto a sus hermanos, cuando su padre fue destronado.

Júpiter (Zeus), el más poderoso de los tres, se quedó con el reino de los cielos. Neptuno (Poseidón) con el reino de las aguas, más concretamente los mares y océanos y Plutón (Hades) le correspondió el reino de los infiernos.

Este vasto imperio estaba rodeado por  dos ríos, el Aquaronte o rio del dolor, y el Estigia o rio del odio, que las almas debían atravesar para llegar al Tártaro o morada de Plutón.

En realidad, en el inframundo había cinco ríos. El Estigia o rio del odio, el Flegetonte o rio del fuego, que a su vez es afluente del Aquaronte, el Lete o río del olvido dónde las almas debían beber antes de ser reencarnadas nuevamente, el Aqueronte o rio de la aflicción y el Cocito o río de las lamentaciones.

Hay leyendas que cuentan que el Estigia volvía invulnerable cualquier parte del cuerpo que se sumergía en él (así es como Aquiles logró su invulnerabilidad).

Se dice que para llegar al Tartar es necesario cruzar el Estigia en una barca guiada por Caronte y este, rechazaba a los muertos que no habían sido sepultados(solían dejarse sobre la tierra como alimento de los animales) de ahí la regencia de Plutón/Escorpión sobre las sepulturas, y también rechazaba a todos los que no podían pagar el precio del pasaje (era necesario poner una moneda en la boca del difunto).

Al transportarlos al otro lado, Caronte entregaba los muertos a Mercurio (Hermes) mensajero de los dioses que los conducía al tribunal compuesto por tres jueces: Minos, Eaco y Radamanto que administraban justicia en nombre de Plutón.

De todo lo visto hasta aquí sacamos un concepto muy importante para el estudio de Plutón en astrología: Pagar un precio antes de acceder a la justicia de Plutón.

Después de ser juzgados, algunos de los difuntos ivan a los Campos Elíseos o lo que es lo mismo, el Cielo, y otros eran destinados al Tártaro, o lo que es lo mismo, el infierno.

El palacio de Plutón, se ubicaba en la mitad del Tártaro que  era una ciudad fortificada guardada por un triple muro de hierro  y rodeada por un río de fuego llamado Flegetón, custodiado por las tres furias infernales, Alecto, Meguera y Tisífone, que no duermen ni de día ni de noche.

Además de esto, Plutón tiene como guardián de su reino al can Cervero, un perro de tres cabezas que no permite que nadie que haya entrado salga de allí.

REPRESENTACIONES

Plutón tiene diferentes representaciones:

  • Cejas espesas, ojos rojizos y mirada amenazadora, con una horquilla de dos puntas en su mano derecha y una llave que cierra pero no abre, simbolizando que las puertas de la vida se cierran para siempre a los que llegan a su reino, en la mano izquierda. Su corona de ébano simboliza la oscuridad de su reino.
  • Otras veces se cubre con un casco, regalo de los cíclopes, que le hace invisible.
  • En ocasiones se le representa sentado en el trono de azufre con su can Cervero al lado.
  • Y algunas otras veces se le representa en un carro de tres ruedas tirado por tres caballos negros llamados Meteo, Abastro y Nuvio.
  • En algunas ocasiones, su esposa Proserpina (Perséfone) está a su lado sosteniendo un narciso, aunque en otras está en un carro parecido al de Plutón simbolizando a Hécate, que ocupa la magia y encantamientos.

Otros nombres de Plutón

  • También se le conoce como el Júpiter de las profundidades de la tierra, significa rico y es el dios activo del interior de la tierra. Esto quiere decir que es la fuerza vital de la tierra, la fecuncación o el elemento tierra en sí mismo.
  • También se llama en latín Dispater o padre rico.
  • Orcus que significa tragador o recibidor y estas también son cualidades de la tierra.
  • Februo, que en griego significa purificar, purgar, y esa a su vez es otra cualidad de la tierra también.

¿Cómo fue que encontró esposa Plutón?

Pues no fue algo que le resultase sencillo y no es difícil de comprender, puesto que su carácter era demasiado duro y su reino demasiado feo y oscuro, de modo que todas las diosas huían de él y no lo aceptaban como marido.

Cansado de esta situación fue a visitar la isla de Sicilia en su carro de tres caballos, y Venus (Afrodita) que se percató de esto, le pidió a Cupido (Eros) que hiriese su corazón con una de sus flechas.

Proserpina, hija de Ceres (Dimiter) y Júpiter, se hallaba recogiendo flores en el lago Pergusa, cerca del Etna y Plutón cuando la vió se quedó prendado de ella, de modo que la raptó y a pesar de las protestas y gritos de ella pidiendo socorro, se lanzó a todo galope en su carro.

Al llegar a la fuente Aretusa, Cianes que era una ninfa bellísima que habitaba en esa fuente, paró a Plutón extendiendo sus brazos por todas partes, y este al ver que no podía pasar se enfureció y con un golpe de su cetro abrió la tierra  y descendió con su carro hasta los infiernos.

Cianes, llena de dolor, lloró y lloró hasta que toda ella se convirtió en agua.

Cuando Ceres, se enteró de todo esto, buscó a su hija por todas partes sin encontrarla, pero al llegar a la fuente de Aretusa fue Cianes quien le mostró en imágenes sobre el agua donde se encontraba Proserpina y vio que era la esposa de Plutón.

Esta fue ante Júpiter para pedir justicia y Júpiter le dijo que Plutón tenia las mismas cualidades brillantes que el resto de dioses y que podía sentirse orgullosa de tenerlo por yerno, sin embargo, Ceres insistió y Júpiter le dijo que Proserpina podría regresar siempre y cuando no hubiese comido nada desde su entrada a los infiernos.

Sin embargo, Proserpina paseando por los jardines, vio una hermosa granada y de ella había consumido siete granos, de modo que su retorno a la tierra era imposible.

Pero Ceres insistió tanto ante Júpiter que este consintió en que Proserpina habitase seis meses con su esposo y seis meses con su madre.

Una vez más, está clara la analogía de este mito con el ritual agrícola sobre la siembra, el periodo en el que la semilla está bajo tierra, hasta que seis meses mas tarde vuelve con su madre.

El mito es un esquema arquetípico de determinadas fuerzas que operan análogamente en los distintos niveles de realidad y por tanto, aplicables al hombre.

¿Te  ha gustado? Entonces tal vez quieras compartirlo con tus amigos o en redes sociales.

Sigueme en:

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir avisos de nuevas entradas.





Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies